Si no puedes ver este correo, da click aquí

Conoce mas, ingresa a evangelizacion.mx

Compártela en Facebook

3° Domingo del Tiempo Ordinario

PRIMERA LECTURA
Isaías 8, 23-9, 3

En otro tiempo el Señor humilló al país de Zabulón y al país de Neftalí; pero en el futuro llenará de gloria el camino del mar, más allá del Jordán, en la región de los paganos.

El pueblo que caminaba en tinieblas
vio una gran luz.
Sobre los que vivían en tierra de sombras,
una luz resplandeció.

Engrandeciste a tu pueblo
e hiciste grande su alegría;
se gozan en tu presencia como gozan al cosechar,
como se alegran al repartirse el botín.
Porque tú quebrantaste su pesado yugo,
la barra que oprimía sus hombros
y el cetro de su tirano,
como en el día de Madián.

Salmo
El Señor es mi luz y mi salvación.

El Señor es mi luz y mi salvación,
¿a quién voy a tenerle miedo?
El Señor es la defensa de mi vida,
¿quién podrá hacerme temblar?
R.
Lo único que pido, lo único que busco,
es vivir en la casa del Señor toda mi vida,
para disfrutar las bondades del Señor
y estar continuamente en su presencia.
R.
La bondad del Señor espero ver
en esta misma vida.
Ármate de valor y fortaleza
y en el Señor confía.
R.

SEGUNDA LECTURA
1 Corintios 1, 10-13. 17
Hermanos: Los exhorto, en nombre de nuestro Señor Jesucristo, a que vivan en concordia para que no haya divisiones entre ustedes, a que estén perfectamente unidos en un mismo sentir y en un mismo pensar.

Me he enterado, hermanos, por algunos servidores de Cloe, de que hay discordias entre ustedes. Les digo esto, porque cada uno de ustedes ha tomado partido, diciendo: «Yo soy de Pablo, yo soy de Apolo, yo soy de Pedro, yo soy de Cristo». ¿Acaso Cristo está dividido? ¿Es que Pablo fue crucificado por ustedes? ¿O han sido bautizados en nombre de Pablo?

Por lo demás, no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el Evangelio, y eso, no con sabiduría de palabras, para no hacer ineficaz la cruz de Cristo.

EVANGELIO
Mateo 4, 12-23
Al enterarse Jesús de que Juan había sido arrestado, se retiró a Galilea, y dejando el pueblo de Nazaret, se fue a vivir a Cafarnaúm, junto al lago, en territorio de Zabulón y Neftalí; para que así se cumpliera lo que había anunciado el profeta Isaías:

Tierra de Zabulón y Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los paganos. El pueblo que caminaba en tinieblas vio una gran luz. Sobre los que vivían en tierra de sombras una luz resplandeció.

Desde entonces comenzó Jesús a predicar diciendo: «Conviértanse, porque ya está cerca el Reino de los cielos».

Una vez que Jesús caminaba por la ribera del mar de Galilea vio a dos hermanos, Simón, llamado después Pedro, y Andrés, los cuales estaban echando las redes al mar, porque eran pescadores. Jesús les dijo: «Síganme y los haré pescadores de hombres». Ellos inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Pasando más adelante, vio a otros dos hermanos, a Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que estaban con su padre en la barca, remendando las redes, y los llamó también. Ellos, dejando enseguida la barca y a su padre, lo siguieron.

Andaba por toda Galilea enseñando en las sinagogas y proclamando la buena nueva del Reino de Dios y curando de toda enfermedad y dolencia.


ORACIÓN EN FAMILIA

Sacerdote:     Cristo inició su ministerio llamando a sus primeros colaboradores, los cuales no fueron gente importante o letrada, sino simples pescadores. Hoy sigue llamando colaboradores a su obra, oremos pues diciendo: 

    SEÑOR, ESCOGE DE ENTRE NOSOTROS A TUS APOSTOLES.

 

Papá:    Tú, que llamaste a Pedro y a sus demás compañeros a ser parte de tu misión para iluminar al mundo.

TODOS:     Colma de bendiciones al Santo Padre Francisco, para que su ministerio sea una gran motivación para que muchos jóvenes decidan escuchar tu llamado a la vida consagrada.

    SEÑOR, ESCOGE DE ENTRE NOSOTROS A TUS APOSTOLES.

 

Mamá:    Señor, te pedimos por todas nuestras familias, para que cada uno de los miembros en ella, desde el pequeño hasta el mayor, se sienta llamado a anunciarte. 

TODOS:    Haz de nosotros una familia orante para que seamos dignos de que escojas a alguno de nuestros hijos para tu servicio.

    SEÑOR, ESCOGE DE ENTRE NOSOTROS A TUS APOSTOLES.

 

Hijo(a):    Señor, te pedimos para todos aquellos a quienes ya has llamado a tu servicio para que continúen dándote una respuesta generosa. 

TODOS:    Renueva en sus corazones la alegría de saberse llamados  a la construcción del Reino.

    SEÑOR, ESCOGE DE ENTRE NOSOTROS A TUS APOSTOLES.

 

Hijo(a):    Te pedimos por todos los sacerdotes para que entreguen con gran generosidad su vida a la predicación y a la construcción de tu Reino. 

TODOS:    Presérvalos de toda tentación y tú que los has llamado, acompáñalos como prometiste hasta el final de sus vidas.

    SEÑOR, ESCOGE DE ENTRE NOSOTROS A TUS APOSTOLES.

 

Hijo(a):    Señor, tú sabes que la mies es mucha y los trabajadores pocos, por eso te pedimos que envíes trabajadores a tu mies. 

TODOS:    Abre el corazón de nuestros muchachos y muchachas para que escuchen tu llamada y decidan servirte de tiempo completo en el sacerdocio o en la vida consagrada.

    SEÑOR, ESCOGE DE ENTRE NOSOTROS A TUS APOSTOLES.

 

Sacerdote:     Escucha, Padre Santo, todas estas súplicas que te hemos hecho y que hoy ponemos en las manos de nuestra Madre Santísima para que ella las lleve ante ti, y tú que eres muy bueno, nos las concedas. Por Cristo nuestro Señor.

TODOS:      Amén.


Compártela en Facebook


Para darse de baja click aquí.
Actualiza tus datos.
Conoce nuestro Centro de Evangelización en Línea:
evangelizacion.mx

Evangelización Activa
José Alvarado No. 1000 Col. Jardín Español
Monterrey, N.L., México
Tel. (01-81) 8123-1293 y 8347-5432