Si no puedes ver este correo, da click aquí

Conoce mas, ingresa a evangelizacion.mx

Compártela en Facebook

1° Domingo del Tiempo Resurrección

PRIMERA LECTURA
Hechos 10, 34. 37-43

En aquellos días, Pedro tomó la palabra y dijo: «Ya saben ustedes lo sucedido en toda Judea, que tuvo principio en Galilea, después del bautismo predicado por Juan: cómo Dios ungió por el poder del Espíritu Santo a Jesús de Nazaret y cómo éste pasó haciendo el bien, sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.

Nosotros somos testigos de todo lo que hizo en Judea y en Jerusalén. Lo mataron colgándolo de la cruz. Pero Dios lo resucitó al tercer día y concedió verlo, no a todo el pueblo, sino únicamente a los testigos que él, de antemano, había escogido: a nosotros, que hemos comido y bebido con Él después de que resucitó de entre los muertos.

Él nos mandó predicar al pueblo y dar testimonio de que Dios lo ha constituido juez de vivos y muertos. El testimonio de los profetas es unánime: que cuantos creen en Él reciben, por su medio, el perdón de los pecados».

Salmo
Éste es el día del triunfo del Señor. Aleluya.

Te damos gracias Señor porque eres bueno
porque tu misericordia es eterna.
Diga la casa de Israel:
"Su misericorida es eterna".
R.
La diestra del Señor es poderosa
la diestra del Señor es nuestro orgullo.
No moriré continuaré viviendo
para contar lo que el Señor ha hecho.
R.
La piedra que desecharon los constructores
es ahora la piedra angular.
Esto es obra de la mano del Señor
es un milagro patente.
R.

SEGUNDA LECTURA
Colosenses 3, 1-4
Hermanos: Puesto que han resucitado con Cristo, busquen los bienes de arriba, donde está Cristo, sentado a la derecha de Dios. Pongan todo el corazón en los bienes del cielo, no en los de la tierra, porque han muerto, y su vida está escondida con Cristo, en Dios. Cuando se manifieste Cristo, vida de ustedes, entonces también ustedes se manifestarán gloriosos, juntamente con Él.

EVANGELIO
Juan 20, 1-9
El primer día después del sábado estando todavía oscuro fue María Magdalena al sepulcro y vio removida la piedra que lo cerraba. Echó a correr llegó a la casa donde estaban Simón Pedro y el otro discípulo a quien Jesús amaba y les dijo: «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto.»

Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos iban corriendo juntos pero el otro discípulo corría más aprisa que Pedro y llegó primero al sepulcro e inclinándose miró los lienzos puestos en el suelo pero no entró.

En eso llegó Simón Pedro que lo venía siguiendo y entró en el sepulcro. Contempló los lienzos puestos en el suelo y el sudario que había estado sobre la cabeza de Jesús puesto no con los lienzos en el suelo sino doblado en sitio aparte. Entonces entró también el otro discípulo el que había llegado primero al sepulcro y vio y creyó porque hasta entonces no habían entendido las Escrituras según las cuales Jesús debía resucitar de entre los muertos.


ORACIÓN EN FAMILIA

Sacerdote:      Con la resurrección de Cristo, el mundo debe recibir la  
noticia más maravillosa que se pueda haber escuchado. Nosotros somos  
los encargados de darla, por eso le pedimos hoy al Señor:
TODOS:  FORTALECE NUESTRO ESPIRITU Y AYUDANOS A DARLE AL MUNDO LA  
BUENA NOTICIA DE QUE ESTAS VIVO.

Papá:   Tu resurrección ha traído la vida al mundo y nos ha devuelto tu amistad.
TODOS:  Concede tu gracia abundante al Papa, a los obispos y en  
general a todo tu pueblo, para que te anuncien con valor y alegría.
        FORTALECE NUESTRO ESPIRITU Y AYUDANOS A DARLE AL MUNDO LA BUENA  
NOTICIA DE QUE ESTAS VIVO.

Mamá:   Tú has vencido a la muerte y con ello nos has dado vida nueva.
TODOS:  Ayuda a todos los padres de familia a ser lo primeros en  
comunicar a sus hijos esta maravillosa noticia para que vivan la nueva  
vida.
        FORTALECE NUESTRO ESPIRITU Y AYUDANOS A DARLE AL MUNDO LA BUENA  
NOTICIA DE QUE ESTAS VIVO.

Hijo(a):        Te pedimos por aquellos que todavía no te conocen y no saben  
de tu resurrección.
TODOS:  Para que, por medio de nuestro testimonio de palabra y de obra,  
puedan descubrirte vivo y presente en su propia vida y sepan así todas  
las gracias que de ti hemos recibido.
        FORTALECE NUESTRO ESPIRITU Y AYUDANOS A DARLE AL MUNDO LA BUENA  
NOTICIA DE QUE ESTAS VIVO.

Hijo(a):        Tú, que al vencer la muerte venciste las tinieblas del pecado.
TODOS:  Haznos voceros de tu resurrección para que los que sufren por  
la opresión de los vicios, sepan que pueden tener libertad en tu amor.
        FORTALECE NUESTRO ESPIRITU Y AYUDANOS A DARLE AL MUNDO LA BUENA  
NOTICIA DE QUE ESTAS VIVO.


Hijo(a):        Escucha la oración que hoy elevamos hacia ti por nuestros jóvenes.
TODOS:  Concédeles también a ellos, ser testigos de la nueva vida que  
nos has traído y vivir el gozo de saberse protegidos y amados por ti.
        FORTALECE NUESTRO ESPIRITU Y AYUDANOS A DARLE AL MUNDO LA BUENA  
NOTICIA DE QUE ESTAS VIVO.

Hijo(a):        De manera especial también hoy te pedimos por todos nuestros  
hermanos que son perseguidos por creer que estás vivo.
TODOS:  Confirma en ellos tu presencia y que puedan mostrarse gozosos  
en medio de sus padecimientos y sepan que tienen hermanos que los  
sostienen con su oración.
        FORTALECE NUESTRO ESPIRITU Y AYUDANOS A DARLE AL MUNDO LA BUENA  
NOTICIA DE QUE ESTAS VIVO.


Sacerdote:      Escucha, Padre Santo, las súplicas que te hacemos y  
concédenos la fe, la esperanza y la caridad que sabes que necesitamos  
para ser una comunidad que testifique tu resurrección. Te lo pedimos,  
por Cristo nuestro Señor.
TODOS:          Amén.


Compártela en Facebook


Para darse de baja click aquí.
Actualiza tus datos.
Conoce nuestro Centro de Evangelización en Línea:
evangelizacion.mx

Evangelización Activa
José Alvarado No. 1000 Col. Jardín Español
Monterrey, N.L., México
Tel. (01-81) 8123-1293 y 8347-5432