Si no puedes ver este correo, da click aquí

Conoce mas, ingresa a evangelizacion.mx

Compártela en Facebook

26° Domingo del Tiempo Ordinario

PRIMERA LECTURA
Ezequiel 18 25-28

Esto dice el Señor: «Si ustedes dicen: “No es justo el proceder del Señor” escucha casa de Israel: ¿Conque es injusto mi proceder? ¿No es más bien el proceder de ustedes el injusto?

Cuando el justo se aparta de su justicia comete la maldad y muere; muere por la maldad que cometió. Cuando el pecador se arrepiente del mal que hizo y practica la rectitud y la justicia él mismo salva su vida. Si recapacita y se aparta de los delitos cometidos ciertamente vivirá y no morirá».

Salmo
Descúbrenos Señor tus caminos.

Descúbrenos Señor tus caminos
guíanos con la verdad de tu doctrina.
Tú eres nuestro Dios y salvador
y tenemos en ti nuestra esperanza.
R.
Acuérdate Señor que son eternos
tu amor y tu ternura.
Según ese amor y esa ternura
acuérdate de nosotros.
R.
Porque el Señor es recto y bondadoso
indica a los pecadores el sendero
guía por la senda recta a los humildes
y descubre a los pobres sus caminos.
R.

SEGUNDA LECTURA
Filipenses 2 1-11
Hermanos: Si alguna fuerza tiene una advertencia en nombre de Cristo si de algo sirve una exhortación nacida del amor si nos une el mismo Espíritu y si ustedes me profesan un afecto entrañable llénenme de alegría teniendo todos una misma manera de pensar un mismo amor unas mismas aspiraciones y una sola alma. Nada hagan por espíritu de rivalidad ni presunción; antes bien por humildad cada uno considere a los demás como superiores a sí mismo y no busque su propio interés sino el del prójimo. Tengan los mismos sentimientos que tuvo Cristo Jesús.

Cristo siendo Dios
no consideró que debía aferrarse
a las prerrogativas de su condición divina
sino que por el contrario se anonadó a sí mismo
tomando la condición de siervo
y se hizo semejante a los hombres.
Así hecho uno de ellos se humilló a sí mismo
y por obediencia aceptó incluso la muerte
y una muerte de cruz.

Por eso Dios lo exaltó sobre todas las cosas
y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre
para que al nombre de Jesús todos doblen la rodilla
en el cielo en la tierra y en los abismos
y todos reconozcan públicamente que Jesucristo es el Señor
para la gloria de Dios Padre.

EVANGELIO
Mateo 21 28-32
En aquel tiempo Jesús dijo a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: "¿Qué opinan de esto? Un hombre que tenía dos hijos fue a ver al primero y le ordenó: Hijo ve a trabajar hoy en la viña. Él le contestó: Ya voy señor pero no fue. El padre se dirigió al segundo y le dijo lo mismo. Éste le respondió: No quiero ir pero se arrepintió y fue. ¿Cuál de los dos hizo la voluntad de su padre?" Ellos le respondieron: "El segundo".

Entonces Jesús les dijo: "Yo les aseguro que los publicanos y las prostitutas se les han adelantado en el camino del Reino de Dios. Porque vino a ustedes Juan predicó el camino de la justicia y no le creyeron; en cambio los publicanos y las prostitutas sí le creyeron; ustedes ni siquiera después de haber visto se han arrepentido ni han creído en él".


ORACIÓN EN FAMILIA

Sacerdote: Jesús revela en el evangelio de hoy la actitud de muchos cristianos, que piensan que no necesitan cambiar su vida y se conforman con venir a misa. Por ello pidamos con fe: 

TODOS: SEÑOR, HAZME VER LA NECESIDAD QUE TENGO DE CONVERSIÓN A TU EVANGELIO.

 

Papá: Señor, tú nos has dejado en su Santidad Francisco la voz, que como la del Bautista, nos invita a la conversión.

TODOS: Ayúdanos con tu gracia a escucharla y a descubrir en ella la necesidad que tenemos de cambiar nuestra vida.

SEÑOR, HAZME VER LA NECESIDAD QUE TENGO DE CONVERSIÓN A TU EVANGELIO.

 

Mamá: En medio de este mundo que nos invita a la comodidad es fácil anclarse en nuestras cómodas prácticas religiosas.

TODOS: Por eso te pedimos que envíes la luz del Espíritu a nuestros corazones para que nos demos cuenta que éstas, si no están unidas a una vida evangélica, están muertas.

SEÑOR, HAZME VER LA NECESIDAD QUE TENGO DE CONVERSIÓN A TU EVANGELIO.

 

Hijo(a): Te pedimos Señor, por toda nuestra Iglesia, especialmente por los alejados, para que, como los Publicanos, se acerquen a ti.

TODOS: Danos los medios y la gracia para acercarnos a ellos y que puedan escuchar tu mensaje de amor y así regresar a ti.

SEÑOR, HAZME VER LA NECESIDAD QUE TENGO DE CONVERSIÓN A TU EVANGELIO.

 

Hijo(a): Te pedimos, Señor, por nuestros gobernantes y por todos los que ejercen autoridad en nuestra sociedad.

TODOS: Dales humildad para reconocer sus errores y para que descubran que sin tu evangelio, su vida siempre estará vacía. 

SEÑOR, HAZME VER LA NECESIDAD QUE TENGO DE CONVERSIÓN A TU EVANGELIO.

 

Hijo(a): La juventud es para todos una etapa en la que no es fácil descubrir lo que te agrada y en la que buscamos hacer lo que mejor nos parece.

TODOS: Por eso te pedimos por todos nuestros jóvenes para que, como el joven del evangelio, no sólo te digan que “sí”, sino que se decidan a vivir conforme a tus mandamientos.

SEÑOR, HAZME VER LA NECESIDAD QUE TENGO DE CONVERSIÓN A TU EVANGELIO.

 

Sacerdote: Señor Jesucristo, envía la luz de tu Espíritu a nuestros corazones y haznos fieles trabajadores de tu obra para que podamos, cada uno de nosotros, ayudar a regresar a una oveja a tu redil. Te lo pedimos por la intercesión de tu dulce y santa Madre la Siempre Virgen María. 

TODOS:  Amén.


Compártela en Facebook


Para darse de baja click aquí.
Actualiza tus datos.
Conoce nuestro Centro de Evangelización en Línea:
evangelizacion.mx

Evangelización Activa
José Alvarado No. 1000 Col. Jardín Español
Monterrey, N.L., México
Tel. (01-81) 8123-1293 y 8347-5432