Si no puedes ver este correo, da click aquí

Conoce mas, ingresa a evangelizacion.mx

Compártela en Facebook

1° Domingo del Tiempo Adviento

PRIMERA LECTURA
Isaías 2, 1-5

Visión de Isaías, hijo de Amós, acerca de Judá y Jerusalén:
En días futuros, el monte de la casa del Señor
será elevado en la cima de los montes,
encumbrado sobre las montañas,
y hacia él confluirán todas las naciones.

Acudirán pueblos numerosos, que dirán:
"Vengan, subamos al monte del Señor,
a la casa del Dios de Jacob,
para que él nos instruya en sus caminos
y podamos marchar por sus sendas.
Porque de Sión saldrá la ley,
de Jerusalén, la palabra del Señor".

Él será el árbitro de las naciones
y el juez de pueblos numerosos.
De las espadas forjarán arados
y de las lanzas, podaderas;
ya no alzará la espada pueblo contra pueblo,
ya no se adiestrarán para la guerra.
¡Casa de Jacob, en marcha!
Caminemos a la luz del Señor.

Salmo
Vayamos con alegría al encuentro del Señor.

¡Qué alegría sentí, cuando me dijeron:
“Vayamos a la casa del Señor”!
Y hoy estamos aquí, Jerusalén,
jubilosos, delante de tus puertas.
R.
A ti Jerusalén, suben las tribus,
las tribus del Señor,
según lo que a Israel se le ha ordenado,
para alabar el nombre del Señor.
En ella están los tribunales de justicia,
en el palacio de David.
R.
Digan de todo corazón: «Jerusalén,
que haya paz entre aquellos que te aman,
que haya paz dentro de tus murallas
y que reine la paz en cada casa».
R.
Por el amor que tengo a mis hermanos,
voy a decir: «La paz esté contigo».
Y por la casa del Señor, mi Dios,
pediré para ti todos los bienes.
R.

SEGUNDA LECTURA
Romanos 13, 11-14
Hermanos: tomen en cuenta el momento en que vivimos. Ya es hora de que se despierten del sueño, porque ahora nuestra salvación está más cerca que cuando empezamos a creer. La noche está avanzada y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas y revistámonos con las armas de la luz.

Comportémonos honestamente, como se hace en pleno día. Nada de comilonas ni borracheras, nada de lujurias ni desenfrenos, nada de pleitos ni envidias. Revístanse más bien, de nuestro Señor Jesucristo y que el cuidado de su cuerpo no dé ocasión a los malos deseos.

EVANGELIO
Mateo 24, 37-44
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Así como sucedió en tiempos de Noé, así también sucederá cuando venga el Hijo de hombre. Antes del diluvio, la gente comía, bebía y se cansaba, hasta el día en que Noé entró en el arca. Y cuando menos lo esperaban, sobrevino el diluvio y se llevó a todos. Lo mismo sucederá cuando venga el Hijo del hombre. Entonces, de dos hombres que están en el campo, uno será llevado y el otro será dejado; de dos mujeres que estén juntas moliendo trigo, una será tomada y la otra dejada.

Velen pues, y estén preparados, porque no saben qué día va a venir su Señor. Tengan por cierto que si un padre de familia supiera a qué hora va a venir el ladrón, estaría vigilando y no dejaría que se le metiera por un boquete en su casa. También ustedes estén preparados, porque a la hora que menos lo piensen, vendrá el Hijo del hombre».


ORACIÓN EN FAMILIA

SACERDOTE: Una vez más juntos como comunidad y familia nos preparamos para celebrar la fiesta del Nacimiento de nuestro Señor Jesucristo en Belén y en cada uno de nuestros corazones. Es por ello que hoy nos reunimos en torno a esta corona, que con sus colores y velas nos irán haciendo conscientes de todo lo que el nacimiento de Cristo trajo para nuestras familias y para todo el mundo.

 

Se enciende la primera vela

 

TODOS: Bendice Señor esta corona, que sea para nosotros medio para preparar nuestra alma para recibirte. Que al ver su forma veamos que tú, Dios eterno, eres el principio y fin de todo cuanto existe y su verde follaje nos recuerde la esperanza de llegar a vivir eternamente contigo. 

 

Papá: Padre y Dios eterno, te encomendamos nuestras familias, para que las cuides y protejas.

TODOS: Para que unidos en oración podamos prepararnos dignamente para la celebración de la fiesta de la Navidad.

AYUDANOS SEÑOR A ESTAR PREPARADOS.

 

Mamá: Señor Jesús, salvador y redentor de nuestras vidas, ponemos en tus manos a todos los dirigentes de nuestra Iglesia especialmente al Papa Francisco.

TODOS: Para que este Adviento los acerque más a ti y puedan con tu gracia continuar dirigiendo con acierto a tu amada Iglesia.

AYUDANOS SEÑOR A ESTAR PREPARADOS.

 

Hijo(a): El inicio de un nuevo año litúrgico trae para nosotros la esperanza renovada de crecer en la santidad.

TODOS: Danos tu gracia Señor, para que nunca decaiga en nosotros este ideal y lo veamos coronado al final de nuestra vida.

AYUDANOS SEÑOR A ESTAR PREPARADOS.

 

Hijo(a): Ilumina nuestros corazones, para que este tiempo sea verdaderamente tiempo de preparación espiritual.

TODOS: Y no permitas que el consumismo nos haga perder el sentido propio de este tiempo fuerte de oración.

AYUDANOS SEÑOR A ESTAR PREPARADOS.

 

Hijo(a): Que tu Espíritu acompañe a todos los dirigentes de nuestra nación.

TODOS: Para que en este tiempo tan propicio para regalar, tengan siempre presente a nuestros hermanos más necesitados.

AYUDANOS  SEÑOR A ESTAR PREPARADOS.

 

SACERDOTE: Escucha Padre Misericordioso las súplicas de tu pueblo, y concédenos estar preparados y anhelar la llegada de tu Reino, mientras construimos un mundo lleno de amor y solidaridad. Te lo pedimos por el mismo Cristo Nuestro Señor.

TODOS: Amén.


Compártela en Facebook


Para darse de baja click aquí.
Actualiza tus datos.
Conoce nuestro Centro de Evangelización en Línea:
evangelizacion.mx

Evangelización Activa
José Alvarado No. 1000 Col. Jardín Español
Monterrey, N.L., México
Tel. (01-81) 8123-1293 y 8347-5432