Si no puedes ver este correo, da click aquí

Conoce mas, ingresa a evangelizacion.mx

Compártela en Facebook

33° Domingo del Tiempo Ordinario

PRIMERA LECTURA
Malaquías 3, 19-20

«Ya viene el día del Señor, ardiente como un horno, y todos los soberbios y malvados serán como la paja. El día que viene los consumirá, dice el Señor de los ejércitos, hasta no dejarles ni raíz ni rama. Pero para ustedes, los que temen al Señor, brillará el sol de justicia, que les traerá la salvación en sus rayos».

Salmo
Toda la tierra ha visto al Salvador.

Cantemos al Señor al son del arpa,
aclamemos al son de los clarines
al Señor, nuestro Rey.
R.

Alégrese el mar y el mundo submarino,
el orbe y todos los que en él habitan.
Que los ríos estallen en aplausos
y las montañas salten de alegría.
R.

Regocíjese todo ante el Señor,
porque ya viene a gobernar el orbe.
Justicia y rectitud serán las normas
con las que rija a todas las naciones.
R.


SEGUNDA LECTURA
2 Tesalonicenses 3, 7-12
Hermanos: Ya saben cómo deben vivir para imitar mi ejemplo, puesto que, cuando estuve entre ustedes, supe ganarme la vida y no dependí de nadie para comer; antes bien, de día y de noche trabajé hasta agotarme, para no serles gravoso. Y no porque no tuviera yo derecho a pedirles el sustento, sino para darles un ejemplo que imitar. Así, cuando estaba entre ustedes, les decía una y otra vez: «El que no quiera trabajar, que no coma».

Y ahora vengo a saber que algunos de ustedes viven como holgazanes, sin hacer nada, y además entrometiéndose en todo. Les suplicamos a esos tales y les ordenamos, de parte del Señor Jesús, que se pongan a trabajar en paz para ganarse con sus propias manos la comida.

EVANGELIO
Lucas 21, 5-19
En aquel tiempo, como algunos ponderaban la solidez de la construcción del templo y la belleza de las ofrendas votivas que lo adornaban, Jesús dijo: «Días vendrán en que no quedará piedra sobre piedra de todo esto que están admirando; todo será destruido».

Entonces le preguntaron: «Maestro, ¿cuándo va a ocurrir esto y cuál será la señal de que ya está a punto de suceder?»

Él les respondió: «Cuídense de que nadie los engañe, porque muchos vendrán ursupando mi nombre y dirán: “Yo soy el Mesías, el tiempo ha llegado”. Pero no les hagan caso. Cuando oigan hablar de guerras y de revoluciones, que no los domine el pánico, porque eso tiene que acontecer, pero todavía no es el fin».

Luego les dijo: «Se levantará una nación contra otra y un reino contra otro. En diferentes lugares habrá grandes terremotos, epidemias y hambre, y aparecerán en el cielo señales prodigiosas y terribles.

Pero antes de todo esto los perseguirán a ustedes y los apresarán, los llevarán a los tribunales y a la cárcel, y los harán comparecer ante reyes y gobernadores por causa mía. Con esto darán testimonio de mí.

Grábense bien que no tienen que preparar de antemano su defensa, porque yo les daré palabras sabias, a las que no podrá resistir ni contradecir ningún adversario de ustedes.

Los traicionarán hasta sus propios padres, hermanos, parientes y amigos. Matarán a algunos de ustedes, y todos los odiarán por causa mía. Sin embargo, no caerá ningún cabello de la cabeza de ustedes. Si se mantienen firmes conseguirán la vida».


ORACIÓN EN FAMILIA

Sacerdote: Jesús nos dice que el final de los tiempos estará precedido por la persecución y será el instrumento para dar testimonio de nuestra fidelidad y de anunciar su victoria sobre la muerte. Oremos hoy pidiendo su gracia para ser buenos testigos diciendo:

TODOS: SEÑOR, FORTALECE NUESTRA FE PARA DAR TESTIMONIO DE LA VIDA QUE NOS HAS OFRECIDO.

 

Papá: Señor, tú dejaste al santo Padre Francisco como signo de que tu Iglesia nunca será vencida por las fuerzas del mal.

TODOS: Te pedimos hoy por él y por todos los pastores de la Iglesia, para que en todo momento sepan dar testimonio de la verdad del Evangelio.

SEÑOR, FORTALECE NUESTRA FE PARA DAR TESTIMONIO DE LA VIDA QUE NOS HAS OFRECIDO.

 

Mamá: En estos tiempos difíciles para nuestras familias, en los que se ve atacada nuestra unidad y nuestra vida de fe.

TODOS: Te pedimos Señor que fortalezcas nuestra vida cristiana, para que, unidos cada vez más a ti, crezcamos en amor y unidad y que este sea el testimonio que demos de tu presencia en nuestras vidas. 

SEÑOR, FORTALECE NUESTRA FE PARA DAR TESTIMONIO DE LA VIDA QUE NOS HAS OFRECIDO.

 

Hijo(a): Señor, nos inquieta el escuchar continuamente las noticias de guerras y tragedias en todo el mundo. 

TODOS: Sostén nuestra fe y ayuda a nuestro corazón a mantenerse en paz con la certeza de que tú velas por todos y cada uno de nosotros y de nuestras familias.

SEÑOR, FORTALECE NUESTRA FE PARA DAR TESTIMONIO DE LA VIDA QUE NOS HAS OFRECIDO.

 

Hijo(a): Señor, alimenta con tu amor los corazones de todos los que ejercen autoridad en nuestra sociedad y hazlos testigos de tu amor.

TODOS: Para que gobiernen de acuerdo a tu Evangelio y podamos tener una sociedad en la que haya más paz y alegría.

SEÑOR, FORTALECE NUESTRA FE PARA DAR TESTIMONIO DE LA VIDA QUE NOS HAS OFRECIDO.

 

Hijo(a): A nuestros hermanos que son perseguidos en otros países por causa de su fe, dales la alegría de saber que son testigos de tu amor.

TODOS: Llena su corazón con la fuerza de tu Espíritu y mantenlos firmes y con la esperanza puesta en el premio eterno.

SEÑOR, FORTALECE NUESTRA FE PARA DAR TESTIMONIO DE LA VIDA QUE NOS HAS OFRECIDO.

 

Hijo(a): A todos los jóvenes, especialmente a los más débiles, instrúyelos interiormente para que no se dejen vencer por las insidias de este mundo y puedan presentarse como auténticos testigos de tu amor entre sus compañeros.

TODOS: Dales un corazón fuerte que sepa afrontar las críticas que les hacen sus compañeros por ser fieles a tu amor.

SEÑOR, FORTALECE NUESTRA FE PARA DAR TESTIMONIO DE LA VIDA QUE NOS HAS OFRECIDO.

 

Sacerdote: Señor, recibe nuestra oración, y por intercesión de María Santísima, nuestra dulce y santa Madre, concédenos lo que con fe te hemos pedido. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

TODOS:  Amén.


Compártela en Facebook


Para darse de baja click aquí.
Actualiza tus datos.
Conoce nuestro Centro de Evangelización en Línea:
evangelizacion.mx

Evangelización Activa
José Alvarado No. 1000 Col. Jardín Español
Monterrey, N.L., México
Tel. (01-81) 8123-1293 y 8347-5432