Si no puedes ver este correo, da click aquí

Conoce mas, ingresa a evangelizacion.mx

Compártela en Facebook

21° Domingo del Tiempo Ordinario

PRIMERA LECTURA
Isaías 66, 18-21

Esto dice el Señor:
«Yo vendré para reunir a las naciones de toda lengua.
Vendrán y verán mi gloria.
Pondré en medio de ellos un signo,
y enviaré como mensajeros a algunos de los supervivientes
hasta los países más lejanos y las islas más remotas,
que han oído hablar de mí ni han visto mi gloria,
y ellos darán a conocer mi nombre a las naciones.

Así como los hijos de Israel
traen ofrendas al templo al Señor en vasijas limpias,
así también mis mensajeros traerán,
de todos los países, como ofrenda al Señor,
a los hermanos de ustedes
a caballo, en carro, en literas,
en mulos y camellos,
hasta mi monte santo de Jerusalén.
De entre ellos escogeré sacerdotes y levitas».

Salmo
Vayan por todo el mundo y prediquen el evangelio.

Que alaben al Señor todas las naciones,
que lo aclamen todos los pueblos.
R.
Porque grande es su amor hacia nosotros
y su fidelidad dura por siempre.
R.

SEGUNDA LECTURA
Hebreos 12, 5-7. 11-13
Hermanos: Ya se han olvidado ustedes de la exhortación que Dios les dirigió, como a hijos, diciendo: Hijo mío, no desprecies la corrección del Señor, ni te desanimes cuando te reprenda. Porque el Señor corrige a los que ama, y da azotes a sus hijos predilectos. Soporten, pues, la corrección, porque Dios los trata como a hijos; ¿y qué padre hay que no corrija a sus hijos?

Es cierto que de momento ninguna corrección nos causa alegría, sino más bien tristeza. Pero después produce, en los que la recibieron, frutos de paz y de santidad.

Por eso, robustezcan sus manos cansadas y sus rodillas vacilantes, caminen por un camino plano, para que el cojo ya no tropiece, sino más bien se alivie.

EVANGELIO
Lucas 13, 22-30
En aquel tiempo, Jesús iba enseñando por ciudades y pueblos, mientras se encaminaba a Jerusalén. Alguien le preguntó: "Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?"

Jesús le respondió: "Esfuércense por entrar por la puerta, que es angosta, pues yo les aseguro que muchos tratarán de entrar y no podrán. Cuando el dueño de la casa se levante de la mesa y cierre la puerta, ustedes se quedarán afuera y se pondrán a tocar la puerta, diciendo: ‘Señor, ábrenos‘. Pero él les responderá: ‘No sé quienes son ustedes‘.

Entonces le dirán con insistencia: ‘Hemos comido y bebido contigo y tú has enseñado en nuestras plazas‘. Pero él replicará: ‘Yo les aseguro que no sé quiénes son ustedes. Apártense de mí, todos ustedes los que hacen el mal‘. Entonces llorarán ustedes y se desesperarán, cuando vean a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, y ustedes se vean echados fuera.

Vendrán muchos del oriente y del poniente, del norte y del sur, y participarán en el banquete del Reino de Dios.

Pues los que ahora son últimos, serán los primeros; y los que ahora son los primeros, serán los últimos".


ORACIÓN EN FAMILIA

Sacerdote:      El Señor nos dice hoy en el Evangelio que hay que luchar para entrar en el Reino de los cielos. Por eso hoy le pedimos con mucha fe:
TODOS:  SEÑOR, AYÚDANOS A MANTENERNOS FIRMES Y A LUCHAR.

Papá:   Te pedimos por tu siervo el Papa Francisco y por todos los Obispos para que sean los primeros que de palabra y obra muestren al pueblo el camino que nos lleva a la salvación.
TODOS:  Dales un poderoso espíritu evangélico que los mantenga firmes en el camino.
        SEÑOR, AYÚDANOS A MANTENERNOS FIRMES Y A LUCHAR.

Mamá:   Señor, ayúdanos a recordar que el ser cristiano no es un privilegio, sino un compromiso contigo y con nuestro mundo.
TODOS:  Danos la gracia y la alegría que viene del Espíritu para poder sostenernos y perseverar en el camino de la verdad.
        SEÑOR, AYÚDANOS A MANTENERNOS FIRMES Y A LUCHAR.

Hijo(a):        Ayúdanos a estar vigilantes y a esforzarnos por vivir siempre conforme a tu Evangelio.
TODOS:  Especialmente te pedimos por aquellos que han hecho de su fe un camino cómodo amoldado solo a sus intereses.
        SEÑOR, AYÚDANOS A MANTENERNOS FIRMES Y A LUCHAR.

Hijo(a):        Escucha nuestra oración por todos aquellos que han tomado el camino amplio de la oscuridad, para que regresen a la luz.
TODOS:  Manda la luz de tu Espíritu y fortalece especialmente a nuestros hermanos bautizados que han dejado la senda del evangelio.
        SEÑOR, AYÚDANOS A MANTENERNOS FIRMES Y A LUCHAR.

Hijo(a):        Tú quieres que todos los hombres se salven. Por ello, dale sabiduría y prudencia a nuestros gobernantes.
TODOS:  No permitas que el egoísmo destruya en ellos la generosidad y asístelos en el desempeño de su función pública.
        SEÑOR, AYÚDANOS A MANTENERNOS FIRMES Y A LUCHAR.

Hijo(a):        Finalmente, te pedimos por todos los hermanos que sufren persecución por haber decidido permanecer firmes y radicales en su fe.
TODOS:  Sostenlos y hazles conocer interiormente que tienes para ellos preparado un lugar especial en tu Reino.
        SEÑOR, AYÚDANOS A MANTENERNOS FIRMES Y A LUCHAR.

Sacerdote:      Señor, recibe nuestra plegaria, y por intercesión de tu Santísima Madre concédenos lo que con fe te hemos pedido. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
TODOS:          Amén.


Compártela en Facebook


Para darse de baja click aquí.
Actualiza tus datos.
Conoce nuestro Centro de Evangelización en Línea:
evangelizacion.mx

Evangelización Activa
José Alvarado No. 1000 Col. Jardín Español
Monterrey, N.L., México
Tel. (01-81) 8123-1293 y 8347-5432