Si no puedes ver este correo, da click aquí

Conoce mas, ingresa a evangelizacion.mx

Compártela en Facebook

3° Domingo del Tiempo Adviento

PRIMERA LECTURA
Sofonías 3, 14-18

Canta, hija de Sión,
da gritos de júbilo, Israel,
gózate y regocíjate de todo corazón, Jerusalén.

El Señor ha levantado su sentencia contra ti,
ha expulsado a todos tus enemigos.
El Señor será el rey de Israel en medio de ti,
y ya no temerás ningún mal.

Aquel día dirán a Jerusalén:
«No temas, Sión,
que no desfallezcan tus manos.
El Señor, tu Dios, tu poderoso salvador,
está en medio de ti.
Él se goza y se complace en ti;
él te ama y se llenará de júbilo por tu causa,
como en los días de fiesta».

Salmo
El Señor es mi Dios y salvador.

El Señor es mi Dios y salvador,
con él estoy seguro y nada temo.
El Señor es mi protección y mi fuerza
y ha sido mi salvación.
Sacarán agua con gozo
de la fuente de salvación.
R.
Den gracias al Señor,
invoquen su nombre,
cuenten a los pueblos sus hazañas,
proclamen que su nombre es sublime.
R.
Alaben al Señor por sus proezas,
anúncienlas a toda la tierra.
Griten jubilosos, habitantes de Sión,
porque el Dios de Israel
ha sido grande con ustedes.
R.

SEGUNDA LECTURA
Filipenses 4, 4-7
Hermanos míos: Alégrense siempre en el Señor; se lo repito: ¡alégrense! Que la benevolencia de ustedes sea conocida por todos. El Señor esta cerca. No se inquieten por nada; más bien presenten en toda ocasión sus peticiones a Dios en la oración y la súplica, llenos de gratitud. Y que la paz de Dios, que sobrepasa toda inteligencia, custodie sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

EVANGELIO
Lucas 3, 10-18
En aquel tiempo la gente le preguntaba a Juan el Bautista: «Qué debemos hacer?» Él les contestó: «Quien tenga dos túnicas, que dé una al que no tiene ninguna, y quien tenga comida, que haga lo mismo».

También acudían a él los publicanos para que los bautizara, y le preguntaban: «Maestro, ¿qué tenemos que hacer nosotros?» Él les decía: «No cobren más de lo establecido». Unos soldados le preguntaron: «Y nosotros, ¿qué tenemos que hacer?» Él les dijo: «No extorsionen a nadie ni denuncien a nadie falsamente, sino conténtense con su salario».

Como el pueblo estaba en expectación y todos pensaban que quizá Juan era el Mesías, Juan los sacó de dudas diciéndoles: «Es cierto que yo bautizo con agua, pero ya viene otro más poderoso que yo, a quien no merezco desatarle las correas de sus sandalias. Él los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego. Él tiene el bieldo en la mano para separar el trigo de la paja; guardará el trigo en su granero y quemará la paja en un fuego que no se extingue».

Con éstas y otras muchas exhortaciones anunciaba al pueblo la buena nueva.


ORACIÓN EN FAMILIA

III DOMINGO ADVIENTO

 

SACERDOTE: Nos hemos reunido nuevamente, como familia y comunidad, en torno a nuestra corona de Adviento. Este domingo en especial la liturgia nos invita a vivir gozosamente este tiempo y a compartir la Alegría de saber que ya es una realidad entre nosotros. Que su luz inunde nuestros corazones y nos haga instrumentos de su amor.

 

Se enciende la tercer vela

 

TODOS:            ¡Oh, Señor! que haz venido para darnos vida y dárnosla en abundancia, bautízanos con el fuego de tu Espíritu y llénanos de la alegría celestial que nos ayude a celebrar tu presencia entre nosotros.

 

SACERDOTE: Esta  tercer semana de preparación para celebrar al “Dios con nosotros” nos invita a tener la seguridad de que con su venida toda nuestra vida alcanza la plenitud. Por eso con un con un corazón lleno fe en sus promesas le decimos:

TODOS:            DANOS TU GRACIAS PARA ESPERARTE CON PAZ Y ALEGRÍA.

 

Papá:                Padre y Dios eterno, te pedimos que llenes de alegría y de amor a tu Iglesia para que sea signo de tu presencia en el mundo.

TODOS:            Especialmente te pedimos por el Papa y por nuestros Obispos para que su testimonio invite a los demás a seguirte.

                           DANOS TU GRACIAS PARA ESPERARTE CON PAZ Y ALEGRÍA.

 

Mamá:               Padre de Misericordia que nos haz enriquecido con la presencia de Jesús en nuestros corazones, ayúdanos a prepáranos adecuadamente para su segunda venida entre nosotros.

TODOS:            Que nos pueda encontrar velando y con un corazón lleno de amor, de gracia y de alegría cristiana.

                           DANOS TU GRACIAS PARA ESPERARTE CON PAZ Y ALEGRÍA.

 

Hijo(a):              En un mundo convulsionado por la violencia, la tristeza y la pobreza, la celebración de la Navidad llena nuestro corazón de esperanza.

TODOS:            Te pedimos que llenes de tu Espíritu Santo a todos los que gobiernan las naciones para que se establezca entre nosotros tu Reino.

                           DANOS TU GRACIAS PARA ESPERARTE CON PAZ Y ALEGRÍA.

 

Hijo(a):              Ayúdanos a no sobrevalorar las cosas de este mundo para que todos los adornos y regalos que embellecen estas fiestas, no nos lleven a olvidar que tú eres el centro de nuestra celebración.

TODOS:            Llena nuestro corazón con tu gracia para que en la fiesta de la Navidad nos encuentres limpios de todo pecado y esperando con alegría tu venida definitiva.

                           DANOS TU GRACIAS PARA ESPERARTE CON PAZ Y ALEGRÍA.

 

Hijo(a):              Amado Señor, en este inicio del año Jubilar ayúdanos a vivir con profundidad el pedido del Santo Padre Francisco de ser misericordiosos.

TODOS:            Danos la plenitud del espíritu para que nuestro amor se convierta en amor operante para con todos, especialmente los de nuestra casa.

                           DANOS TU GRACIAS PARA ESPERARTE CON PAZ Y ALEGRÍA.

 

Hijo(a):              No permitas que las fiestas que preparan la celebración de la Navidad se conviertan en ocasión de pecado.

TODOS:            Protege especialmente a los jóvenes y líbralos del pecado. Ayúdales a vivir esta Navidad llenos de la verdadera alegría que viene de tu Espíritu.

                           DANOS TU GRACIAS PARA ESPERARTE CON PAZ Y ALEGRÍA.

 

SACERDOTE: Escucha Padre Misericordioso las súplicas de tu pueblo, y concédenos estar preparados y anhelar la llegada de tu Reino, mientras construimos un mundo lleno de amor y solidaridad. Te lo pedimos por el mismo Cristo Nuestro Señor.


Compártela en Facebook


Para darse de baja click aquí.
Actualiza tus datos.
Conoce nuestro Centro de Evangelización en Línea:
evangelizacion.mx

Evangelización Activa
José Alvarado No. 1000 Col. Jardín Español
Monterrey, N.L., México
Tel. (01-81) 8123-1293 y 8347-5432