Si no puedes ver este correo, da click aquí

Conoce mas, ingresa a evangelizacion.mx

Compartela en Facebook

12° Domingo del Tiempo Ordinario

PRIMERA LECTURA
Job 38, 1. 8-11

El Señor habló a Job desde la tormenta y le dijo:

«Yo le puse límites al mar,
cuando salía impetuoso del seno materno;
yo hice de la niebla sus mantillas
y de las nubes sus pañales;
yo le impuse límites con puertas y cerrojos y le dije:
`Hasta aquí llegarás, no más allá.
Aquí se romperá la arrogancia de tus olas´».

Salmo
Demos gracias al Señor por sus bondades.

Los que la mar surcaban con sus naves,
por las aguas inmensas negociando,
el poder del Señor y sus prodigios
en medio del abismo contemplaron.
R.
Habló el Señor y un viento huracanado
las olas encrespó
al cielo y al abismo eran lanzados,
sobrecogidos de terror.
R.
Clamaron al Señor en tal apuro
y él los libró de sus congojas.
Cambió la tempestad en suave brisa
y apaciguó las olas.
R.
Se alegraron al ver la mar tranquila
y el Señor los llevó al puerto anhelado.
Den gracias al Señor por los prodigios
que su amor por el hombre ha realizado.
R.

SEGUNDA LECTURA
2 Corintios 5, 14-17
Hermanos: El amor de Cristo nos apremia, al pensar que si uno murió por todos, todos murieron. Cristo murió por todos para que los que viven ya no vivan para sí mismos, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.

Por eso nosotros ya no juzgamos a nadie con criterios humanos. Si alguna vez hemos juzgado a Cristo con tales criterios, ahora ya no lo hacemos. El que vive según Cristo es una creatura nueva; para él todo lo viejo ha pasado. Ya todo es nuevo.

EVANGELIO
Marcos 4, 35-41
Un día, al atardecer, Jesús dijo a sus discípulos: “Vamos a la otra orilla del lago". Entonces los discípulos despidieron a la gente y condujeron a Jesús en la misma barca en que estaba. Iban además otras barcas.

De pronto se desató un fuerte viento y las olas se estrellaban contra la barca y la iban llenando de agua. Jesús dormía en la popa, reclinado sobre un cojín. Lo despertaron y le dijeron: “Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?" Él se despertó, reprendió al viento y dijo al mar: “¡Cállate, enmudece!" Entonces el viento cesó y sobrevino una gran calma. Jesús les dijo: “¿Por qué tenían tanto miedo? ¿Aún no tienen fe?" Todos se quedaron espantados y se decían unos a otros: “¿Quién es éste, a quien hasta el viento y el mar obedecen?"


ORACIÓN EN FAMILIA

DOMINGO XII

Sacerdote:     En un mundo lleno de turbulencia en el que nos parece que la barca se llena de agua y que corremos el riesgo de naufragar, Jesús nos invita hoy a tener fe y a creer que con Él nada hay que temer. Oremos con fe diciendo:
TODOS:     SEÑOR JESÚS, TÚ ERES LA FUENTE DE NUESTRA SALVACIÓN.

Papá:    En medio de todas las corrientes que hoy atacan a nuestra Iglesia, espacialmente al Papa, te pedimos que la sostengas con tu poder.
TODOS:     No permitas que el viento de la desconfianza lo asuste, antes al contrario, dale a tu Vicario y a tus sacerdotes, la fe y la confianza en tu amor y providencia.
SEÑOR JESÚS, TÚ ERES LA FUENTE DE NUESTRA SALVACIÓN.

Mamá:    Señor, en un mundo en que la economía, hace estremecer a nuestras familias, sé tú nuestra fuerza y fortaleza.
TODOS:    Pon paz en el corazón de cada uno de nosotros y ayúdanos a creer, que en medio de la tempestad, estás tú y que contigo no tenemos nada que temer. 
SEÑOR JESÚS, TÚ ERES LA FUENTE DE NUESTRA SALVACIÓN.

Hijo(a):    Al acercarse nuestro periodo de elecciones, en medio de toda esta guerra mediática, danos la luz de tu Espíritu y ayúdanos a elegir a quien nos ha de gobernar. 
TODOS:    Pon tus criterios en nuestro corazón e ilumínanos para hacer siempre tu voluntad.  
SEÑOR JESÚS, TÚ ERES LA FUENTE DE NUESTRA SALVACIÓN.

Hijo(a):    Señor, nosotros sabemos y creemos que tú eres el hijo de Dios, lleno de poder. Abre caminos en nuestra sociedad que permitan llegar a los más alejados de tu Iglesia.
TODOS:    No permitas que la seducción del mundo continúe destruyendo nuestras familias y nuestras instituciones.
SEÑOR JESÚS, TÚ ERES LA FUENTE DE NUESTRA SALVACIÓN.

Hijo(a):    Te pedimos especialmente en este día por nuestros papás, para que muestres en ellos tu fuerza y tu compasión.
TODOS:    Llénalos de alegría y dales la fuerza de tu Espíritu para que se muestre en ellos tu poder y tu salvación.
SEÑOR JESÚS, TÚ ERES LA FUENTE DE NUESTRA SALVACIÓN.

Sacerdote:     Escucha Padre Santo todas estas súplicas, y concédenos participar siempre de tu mesa y de tu amor. Te lo pedimos a ti, que vives y reinas, por los siglos de los siglos.
TODOS:      Amén.


Compartela en Facebook


Para darse de baja click aquí.
Actualiza tus datos.
Conoce nuestro Centro de Evangelización en Línea:
evangelizacion.mx

Evangelización Activa
José Alvarado No. 1000 Col. Jardín Español
Monterrey, N.L., México
Tel. (01-81) 8123-1293 y 8347-5432