Si no puedes ver este correo, da click aquí

Conoce mas, ingresa a evangelizacion.mx

Compartela en Facebook

2° Domingo del Tiempo Cuaresma

PRIMERA LECTURA
Génesis 22, 1-2. 9-13.15-18

En aquel tiempo, Dios le puso una prueba a Abraham y le dijo: «¡Abraham, Abraham!» Él respondió: «Aquí estoy».Y Dios le dijo: «Toma a tu hijo único, Isaac, a quien tanto amas; vete a la región de Moria y ofrécemelo como sacrificio en uno de los montes que yo te indicaré».

Cuando llegaron al sitio que Dios le había señalado, Abraham levantó un altar y acomodó la leña. Luego ató a su hijo Isaac, lo puso sobre el altar, encima de la leña y tomó el cuchillo para degollarlo.

Pero el ángel del Señor lo llamó desde el cielo y le dijo: «¡Abraham, Abraham!» ÉL contestó: «Aquí estoy». El ángel le dijo: «No descargues la mano contra tu hijo, ni le hagas daño. Ya veo que temes a Dios, porque no le has negado a tu hijo único».

Abraham levantó los ojos y vio un carnero enredado por los cuernos en la maleza. Atrapó el carnero y lo ofreció en sacrificio en lugar de su hijo.El ángel del Señor volvió a llamar a Abraham desde el cielo y le dijo: «Juro por mí mismo, dice el Señor, que por haber hecho esto y no haberme negado a tu hijo único, yo te bendeciré y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y las arenas del mar. Tus descendientes conquistarán las ciudades enemigas. En tu descendencia serán bendecidos todos los pueblos de la tierra, porque obedeciste a mis palabras».

Salmo
Siempre confiaré en el Señor.

Aun abrumado de desgracias,
siempre confié en Dios.
A los ojos del Señor es muy penoso
que mueran sus amigos.
R.
De la muerte, Señor, me has librado,
a mí, tu esclavo e hijo de tu esclava;
te ofreceré con gratitud un sacrificio
e invocaré tu nombre.
R.
Cumpliré mis promesas al Señor
ante todo su pueblo,
en medio de su templo santo,
que está en Jerusalén.
R.

SEGUNDA LECTURA
Romanos 8, 31-34
Hermanos: Si Dios está a nuestro favor, ¿quién estará en contra nuestra? El que no nos escatimó a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no va a estar dispuesto a dárnoslo todo, junto con su Hijo? ¿Quién acusará a los elegidos de Dios? Si Dios mismo es quien los perdona, ¿quién será el que los condene? ¿Acaso Jesucristo que murió, resucitó y está a la derecha de Dios para interceder por nosotros?

EVANGELIO
Marcos 9, 2-10
En aquel tiempo, Jesús tomó aparte a Pedro, a Santiago y a Juan, subió con ellos a un monte alto y se transfiguró en su presencia. Sus vestiduras se pusieron esplendorosamente blancas, con una blancura que nadie puede lograr sobre la tierra. Después se les aparecieron Elías y Moisés conversando con Jesús.

Entonces Pedro le dijo a Jesús: «Maestro, ¡qué a gusto estamos aquí! Hagamos tres chozas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías». En realidad no sabía lo que decía, porque estaban asustados.

Se formó entonces una nube que los cubrió con su sombra, y de esta nube salió una voz que decía: «Este es mi Hijo amado; escúchenlo».

En ese momento miraron alrededor y no vieron a nadie sino a Jesús, que estaba solo con ellos.

Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó que no contaran a nadie lo que habían visto hasta que el Hijo del hombre resucitara de entre los muertos. Ellos guardaron esto en secreto, pero discutían entre sí qué querría decir eso de resucitar de entre los muertos.


ORACIÓN EN FAMILIA

II DOMINGO DE CUARESMA

 

Sacerdote:      La Palabra de Dios nos invita a probarle al Señor, cuánto lo amamos. Pidamos su auxilio para que este amor sea visible a los demás diciendo:

TODOS:            AYÚDAME, SEÑOR, A MOSTRARTE CUANTO TE AMO.

 

Papá:                Te pedimos, Señor, por el Santo Padre Francisco, para que lo asistas continuamente en sus necesidades.

TODOS:            Confirma en él la fe para que todo cuanto haga sea un signo del gran amor que tiene por ti.

AYÚDAME, SEÑOR, A MOSTRARTE CUANTO TE AMO.

 

Mamá:              Te pedimos, Señor Jesús, por nuestras familias, para que las llenes de alegría y les concedas tu paz.

TODOS:            Danos la alegría se servirnos los unos a los otros como un signo de tu presencia en nuestros corazones.

AYÚDAME, SEÑOR, A MOSTRARTE CUANTO TE AMO.

 

Hijo(a):              Señor, te pedimos por todos aquellos que desarrollan la economía de nuestra sociedad para que los asistas con tu Espíritu.

TODOS:            Inspira en ellos el amor que tu tienes por nosotros para que puedan ver a sus trabajadores como sus hermanos y tratarlos como tu los tratas a ellos.

AYÚDAME, SEÑOR, A MOSTRARTE CUANTO TE AMO.

 

Hijo(a):              Te pedimos por todos nuestros gobernantes, para que se interesen realmente en el bienestar de nuestros hermanos, especialmente los mas pobres y necesitados. 

TODOS:            Asístelos con tu Espíritu Santo, para que no escatimen recursos y los tengan, como tú los tienes, como los mas importantes del Reino.

AYÚDAME, SEÑOR, A MOSTRARTE CUANTO TE AMO.

 

Hijo(a):              Te pedimos por todos nuestros hermanos perseguido por causa del Evangelio. 

TODOS:            Que en todo lo que padecen por tu amor, puedan darle una muestra al mundo de lo que realmente significa amarte.

AYÚDAME, SEÑOR, A MOSTRARTE CUANTO TE AMO.

 

Hijo(a):              Te pedimos, finalmente por todos nuestros jóvenes, para que ellos también, como Abraham, descubran en tu voluntad el camino hacia la felicidad.

TODOS:            Líbralos de todos los males, especialmente de la vanidad y la soberbia que terminarán siempre destruyendo sus vidas.

AYÚDAME, SEÑOR, A MOSTRARTE CUANTO TE AMO.

 

Sacerdote:      Escucha, Padre Santo, todas estas súplicas, y concédenos la fuerza del Espíritu Santo para que todas nuestras prácticas cuaresmales nos ayuden a conocerte y amarte más. Por Cristo nuestro Señor.

TODOS:            Amén.


Compartela en Facebook


Para darse de baja click aquí.
Actualiza tus datos.
Conoce nuestro Centro de Evangelización en Línea:
evangelizacion.mx

Evangelización Activa
José Alvarado No. 1000 Col. Jardín Español
Monterrey, N.L., México
Tel. (01-81) 8123-1293 y 8347-5432